¿Consultas o reservas de última hora? LLÁMANOS WhatsApp

¿Reservas de última hora? Llámanos

Castillo de Eilean Donan

Guía del Castillo de Eilean Donan

03 agosto 2018 Tiempo de lectura 23 min 0 comentarios

Estamos seguros de que no es la primera vez que has visto este castillo, ya sea en una película, en una serie o en alguna que otra publicación que haga referencia a Escocia y sus paisajes más emblemáticos. Y es que, cuando hablamos de Eilean Donan, estamos hablando de mucho más que un castillo debido a su entorno único, que lo convierte en una parada imprescindible en tu viaje a Escocia. Sigue leyendo y te contaremos cada detalle de esta impresionante fortificación.

Una localización única

Lo primero que te llamará la atención es el extraordinario emplazamiento que han elegido para construir el castillo. La elección no pudo ser más acertada. Se trata de una isla en la que confluyen tres lagos (en realidad se trata de una lengua de mar, o Lochalsh): el Loch Long al norte; el Loch Alsh al oeste; y el Loch Duich al sureste. La única manera de acceder al castillo es mediante un estrecho puente. La defensa era bastante fácil porque al reducirse todo a esa entrada podían frenar a cualquier enemigo. La belleza del entorno atrajo a algunos cineastas que eligieron Eliean Donan como entorno en el que rodar.
Si quieres visitarlo por tu cuenta debes saber que se encuentra en el noroeste de Escocia, un poco más al norte de Fort William. Si quieres conocerlo de la mano de nuestros guías sólo tienes que probar la ruta de tres días a la isla de Skye y las Highlands.

La historia de castillo de Eilean Donan

Si quieres saberlo todo sobre la historia de este castillo acompáñanos en este resumen de sus distintas etapas.

Los remotos orígenes del castillo

El nombre de Eilean Donan, o isla de Donan, tiene su origen probablemente en el Santo irlandés del siglo VI, Donan. Este prelado vino a Escocia alrededor del año 580 d. C. De hecho, en la zona hay varias iglesias dedicadas a Donan y es posible que él formase en la isla una pequeña comunidad cristiana que perviviese hasta finales del siglo VII. Asimismo, se han descubierto resto de piedras vitrificadas que indican la presencia de seres humanos en la Edad del Hierro (entre los siglos IX y V a. C.).
Existe una leyenda que nos detalla quién fue el supuesto constructor y fundador del castillo. Se dice que fue un hijo de los Matheson quien adquirió el increíble poder de comunicarse con los pájaros. Como resultado, y después de muchas aventuras en el extranjero, ganó riqueza, poder y el respeto de Alejandro II, y le encargó que construyese el castillo para defender su reino. Si quieres conocer todos los detalles visita nuestro resumen de la leyenda del castillo de Eilean Donan.
Edificios Eilean Donan

La Edad Media

Sea cierta o no esa leyenda, sí se ha demostrado que la primera fortificación de piedra se construyó en la primera mitad del siglo XIII. La mandó construir Alejandro II de Escocia sobre las ruinas de un antiguo fuerte usado por los pictos. Se hizo precisamente aprovechando esa posición estratégica que permitía defender las tierras de Kintail de las frecuentes incursiones vikingas. Valga decir que estos llegarían a controlar buena parte del norte de Escocia y las islas occidentales entre los siglos VIII y XIII.
Buena parte de la Baja Edad Media, la isla estuvo bajo el poder del clan Mackenzie de Kintail. Sin embargo, su proximidad con el condado de Ross le suscitaría numerosos problemas. A mediados del siglo XIII se firmó el tratado de paz entre los reyes de Noruega y Escocia. El rey Alejandro III decidiría ceder las recién recuperadas islas Hébridas al condado de Ross. Aprovechando esa coyuntura, el conde William de Ross planearía apropiarse del castillo de Eilean Donan. Después de varios requerimientos pacíficos, los Mackenzie se negaron, así que el conde decidió atacarlo. Por fortuna, lograron rechazar el asedio. Las disputas entre el condado y el clan continuarían en el siglo XIV.
El castillo apenas participó en la Guerra de Independencia escocesa. La única anécdota que pervive de esta época es que pudo albergar al futuro rey Robert the Bruce, pero hay pocas pruebas que lo demuestren. A finales del siglo XIV, el clan Macrae comenzaría a actuar como guardaespaldas de los Mackenzie, asentándose como aliados en el castillo.
Con el paso inexorable de los siglos, el castillo se expandiría y contraería en tamaño. El castillo medieval fue probablemente más grande que el que podemos visitar hoy. Tendría varias torres y un muro que abarcaría toda la isla. Seguramente, la fortaleza o torreón principal estaría en el punto más alto. Alrededor del siglo XIV, el área del castillo se reduciría a aproximadamente una quinta parte del original, y, aunque la razón no está clara, se relaciona con la escasa cantidad de hombres necesarios para su defensa.

Edad Moderna

Aquí conocerás una de las etapas más conflictivas para el castillo de Edimburgo, cuatro siglos de guerras civiles y enfrentamientos entre las coronas de Escocia e Inglaterra con nombres propios como el de María Estuardo u Oliver Cromwell.

Los siglos XV y XVI

El siglo XV no empezó de mejor forma para el clan Mackenzie y su castillo. Jacobo I de Escocia viajó a las Highlands en 1427 con la intención de pacificarlas y reunió a todos los líderes de los clanes. Sin embargo, esa reunión resultó ser una trampa y el rey ejecutaría a la gran mayoría. Por suerte, a Alexander Mackenzie le perdonó la vida por su juventud. Fue encarcelado y después enviado a la escuela. En ese impasse los tíos de Alexander tratarían de hacerse con el castillo, pero el alguacil Macaulay (a las órdenes de la familia Mackenzie) lograría mantenerlo en nombre de Alexander. Uno de los fundadores del clan Macrae traería de vuelta a Alexander y recuperaría el poder sobre el castillo. Lo que seguiría después sería el comienzo de una de las disputas entre clanes más prolongadas en el tiempo, de un lado y como aliados los Mackenzie y los Macrae, y del otro los Macdonald.

El siglo XVII

Los Macrae como alguaciles y los Mackenzie como señores se perpetuaron durante todo el siglo XVI. Al menos hasta que en el siglo siguiente se vieron envueltos en las guerras civiles que asolaron Escocia. Al fin y al cabo, como en toda guerra civil, había que tomar partido por un bando y los ocupantes del castillo lo hicieron por Carlos I. Desgraciadamente, éste fue ejecutado y el Parlamento de Escocia ordenó enviar una guarnición a Eilean Donan. Los vecinos del castillo no estaban de acuerdo con la presencia de las tropas, así que pronto se presentarían disturbios. Un día, un grupo de soldados salió a pedir provisiones y todo desembocó en una fuerte discusión. La guarnición perdió varios hombres y tuvo que huir. Los Mackenzie pudieron respirar tranquilos, aunque temporalmente, porque unos años después varios partidarios del rey y también de Oliver Cromwell intentarían conquistar el castillo.

El siglo XVIII

A finales del siglo XVII, se declaró que Jacobo VII de la casa Estuardo debía renunciar al trono en favor de Guillermo de Orange, dando lugar a la llamada Revolución Gloriosa. Se establecía en Escocia el presbiterianismo, aunque las Highlands permanecerían católicas y leales a los Estuardo. Las revueltas a favor del rey Jacobo se denominaron levantamientos jacobitas y supusieron una mayor presencia militar en zona. En 1714, mientras inspeccionaba las fortificaciones de las Highlands, el ingeniero militar Lewis Petit hizo el único dibujo que existe del antiguo castillo de Eilean Donan. El dibujo muestra un castillo ruinoso, casi sin techo, pero con un pequeño edificio justo en la entrada.
En 1715 se produciría un gran levantamiento jacobita dirigido por el conde de Mar. Fue uno de los intentos de restaurar al hijo exiliado de Jacobo VII, James Francis Edward. William Mackenzie se uniría al ejército jacobita liderando a todo su clan y al de los Macrae. La batalla terminaría con numerosas bajas y el levantamiento fracasaría poco después. Pero este fracaso no frenaría las pretensiones de los jacobitas y encontraría un aliado muy interesado en desestabilizar el poder inglés, España.
El duque de Ormode lideraría la principal flota de invasión de España, mientras que un grupo de avanzada de 300 soldados españoles al mando de George Keith, ocuparía Eilean Donan en 1719. El esperado levantamiento jacobita finalmente no se produjo y la principal fuerza invasora española tampoco alcanzaría las costas escocesas. A principios de mayo, la Royal Navy enviaría tres fragatas a la zona. Anclarían en las inmediaciones y enviaría un bote para negociar una rendición con los ocupantes españoles. Sin embargo, en cuanto tuvieron oportunidad, los españoles dispararon y los tres barcos abrieron fuego contra el castillo durante más de una hora. El bombardeo continuó hasta que se preparó un grupo para desembarcar. La toma del castillo se hizo de noche y siempre bajo la protección de los cañones. Los ingleses recuperaron el castillo, según el registro en el castillo había un irlandés, un rebelde escocés, un teniente español, un sargento y 39 soldados también españoles. Tenían un arsenal de 343 barriles de pólvora y 52 barriles con balas de fusil. Los hicieron a todos prisioneros y las tropas españoles perderían el 10 de junio la batalla de Glen Shiel.

Edad Contemporánea

Entre 1919 y 1932, el teniente coronel John Macrae-Gilstrap financió la reconstrucción del castillo. La restauración incluyó también el puente arqueado que facilita el acceso a la isla. Sobra decir que forma parte del mismo clan que en siglos anteriores sirvió como protectora de los Mackenzie. Asimismo, Macrae-Gilstrap establecería un monumento de guerra recordando a los miembros de su clan que fallecieron en la Primera Guerra Mundial.
Eilean Donan se abriría al público en 1955. Desde entonces se convertiría en una de las atracciones más populares de Escocia, congregando a más de 300.000 visitantes anuales. Estas cifras lo colocan como el tercer castillo más visitado de Escocia. En 1998 se abriría un centro de visitantes justo antes de alcanzar el puente.
Como ya te puedes imaginar, el castillo es uno de los monumentos más fotografiados de Escocia. También es un icono escocés muy reconocible, apareciendo con frecuencia en los envases y la publicidad de galletas de mantequilla, whisky y otros productos.
Asimismo, aunque ya se ha mencionado, el castillo ha hecho su aparición en numerosas películas. La primera fue El último Estuardo (1948), la siguió pocos años después El señor de Ballantry (1953). El castillo también aparecería en un cortometraje que acompañó al estreno de Star Wars: El imperio contraataca. Se tituló Black Angel (1980), pero nunca llegaría a estrenarse fuera de las pantallas. Por suerte, apareció tiempo después en un sótano de Universal Studios y hoy puedes verlo en YouTube.
Con todo, donde destacó con luz propia fue en Los inmortales (1986). En dicha película sirvió como hogar del clan Macleod. Además, aparecería en una de las películas del famoso agente secreto James Bond, concretamente en El mundo nunca es suficiente (1999). El castillo fue elegido como sede del servicio secreto británico (MI6).
Entrada Eilean Donan

Edificios y espacios de interés

Los actuales edificios del castillo son el resultado de la reconstrucción del siglo XX realizada por Gilstrap-Macrae, quien encargó al arquitecto de Edimburgo, George Mackie Watson, que diseñara los planos. Por desgracia, cuando empezaron la construcción aún no había aparecido el dibujo de Lewis Petit, entonces no fue posible hacerlo respetando al cien por cien su aspecto original.

La entrada

Para llegar a la isla tienes que hacerlo a través del puente del noreste. Al castillo se accede desde el sur, a través de un portal moderno. Encima de la puerta hay una inscripción en gaélico que dice: «Mientras haya un Macrae dentro, nunca habrá un Fraser fuera», refiriéndose a un vínculo de parentesco entre los dos clanes, y una inscripción similar que una vez adornaba el hogar de los Fraser en el castillo de Beaufort. Sobre esto está tallado el escudo de armas de John Macrae-Gilstrap.

El interior del castillo

El portal da acceso al patio. Los edificios actuales en el sudeste del castillo reflejan la forma de las estructuras anteriores, incluida la torre con escalera de caracol, pero son de mayor extensión que las antiguas. Hacia el sudoeste sólo se reconstruyó la porción sur del bloque en forma de L, como una casa lisa de tres pisos, mientras que en lugar del ala norte hay una plataforma abierta que ofrece vistas a los lagos. Una pequeña torre ocupa el ángulo noroeste.
El torreón sigue las dimensiones originales, aunque la planta baja anteriormente subdividida es ahora una habitación individual. Arriba, en el primer piso, está la sala de banquetes con techo de roble y decorada con escudos de armas y una chimenea al estilo del siglo XV. Las vigas principales del techo de la sala de banquetes son de Douglas Fir y se enviaron desde Canadá, como obsequio de los descendientes de los Macraes que viven allí.
El hecho de que sea una residencia privada de ese clan impide que los visitantes puedan acceder a algunas estancias. Otras a las que sí se puede entrar no se pueden fotografiar, por tanto, la visita queda reducida a un paseo por las almenas, las salas y habitaciones comunes. Eso sí, la decoración ha tratado de supeditarse al mobiliario de los siglos XVII y XVIII. ¡Ah, por cierto! También tienes la posibilidad de ver una exposición multimedia con la historia del castillo.

Información adicional

El aparcamiento es gratuito para todos los turistas. Al lado del castillo hay un centro de visitantes con una tienda de recuerdos y una cafetería. En el centro de visitantes encontrarás información turística del área y en la tienda una selección de recuerdos de tu paso por Eilean Donan. La cafetería abre de 10:00 a 16:45 y sirve una maravillosa cantidad de productos caseros. Así que, a no ser que lleves comida, puedes probar sus sándwiches recién hechos, ensaladas frescas, platos calientes y algunos de los mejores horneados de las Highlands.

¿Cuándo visitar el castillo de Eilean Donan?

Desde el 1 de febrero hasta el 24 de marzo podremos visitar el castillo desde las 10:00 a las 16:00 horas. Desde el 25 de marzo al 27 de octubre tendremos un horario de verano, y por tanto más amplio, de 10:00 a 18:00 horas. Entre el 28 de octubre y el 30 de diciembre abre de 10:00 a 16:00. Debéis tener en cuenta que las últimas entradas se venden una hora antes del cierre y que en los meses de julio y agosto abre a las 9:00, mientras que en septiembre lo hace a las 9:30. Cierra el 24, 25 y 26 de diciembre.

¿Cómo llegar?

Desde Glasgow o Edimburgo hay aproximadamente cuatro horas de distancia en coche. Si decides ir en autobús puedes tomar desde Glasgow el de la empresa Citylink, la parada que tienes que elegir es la de Dornie. Desde allí sólo tardarías cinco minutos en llegar andando al castillo. Si paras en Kyle of Lochalsh es recomendable coger un taxi para acercarte.

Precio de las entradas

A los adultos la entrada sencilla les costará 10 libras (11€), mientras que los niños mayores de 5 años pagarán sólo 6 libras (6€). Los menores de esa edad acceden gratis. Existe un descuento para estudiantes y jubilados, por el que sólo pagarían 9 libras (9€). Una familia compuesta de dos adultos y tres o más hijos con edades comprendidas entre los 5-15 años pagarían el precio único de 29 libras (32€).
Recuerda que si quieres conocerlo de la mano de nuestros guías sólo tienes que probar la ruta de tres días a la isla de Skye y las Highlands.

Comentan sobre esto...

No hay comentarios por el momento. ¡Sé el primero en escribir uno!

Quiero comentar!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada + Visita Guiada al Castillo de Edimburgo
Tienes disponibles
27 tours en Escocia

Categorías destacadas

¿Te gusta Escocia?

Únete a nuestra comunidad en redes sociales y descubre mucho más