museo de escocia animales
Última actualización noviembre 2017

Edimburgo es un destino que gusta a todos los públicos. La gran variedad de atractivos y recursos turísticos permite que diferentes perfiles de viajeros se sientan cómodos en la capital de Escocia. Las familias con niños también se identifican con la amplia oferta de lugares recomendados para ir con niños. Actividades culturales, deportivas, educativas y de contacto con la naturaleza, Edimburgo es el destino ideal para disfrutarlo junto a los pequeños de la casa.

Seguro que después de un día tan intenso el estómago empezará a rugir, así que no dejen de degustar un buen almuerzo o merienda en algún restaurante o café family friendly. 

Un poco de cultura para empezar

Ciudad literaria por la Unesco desde 2004, plató cinematográfico de series de fama internacional, punto de encuentro de músicos y artistas de todas las disciplinas, Edimburgo reboza cultura. Los padres encuentran en este aspecto, un atractivo que invita a descubrirla, a sumergirse de lleno en su música, su literatura, su arte. El aliciente es aún mucho mayor si ese recurso cultural está bien orientado al público infantil y Edimburgo sabe mucho de esto… A continuación te mostramos algunos de los imprescindibles que no pueden faltar en tu lista de lugares a visitar.

 

1. Museo Nacional de Escocia

Acercarse a la historia de Escocia desde tiempos inmemoriales y hacerlo de manera divertida y dinámica. El museo Nacional de Escocia cumple esta función a la perfección y se ha convertido en uno de los atractivos más interesantes. Dividido por secciones temáticas y períodos históricos, se presenta como un museo eminentemente interactivo en donde los niños (y también adultos) aprenden jugando a conocer la realidad escocesa.

El museo destaca por su especial dedicación al público menudo. Sesiones con música, cuentacuentos y rimas para los pequeños y sus cuidadores; actividades y recursos especiales para niños con autismo o exposiciones enfocadas a desarrollar la curiosidad de los jóvenes, todo en un entorno agradable. Además, la decoración alegre y con objetos que hacen referencia a la naturaleza invitan a pasar una tarde divertida de aprendizaje.

La legendaria oveja Dolly, las piezas de ajedrez de la isla de Lewis o joyas vinculadas a María Estuardo, son solo algunas de las maravillas que se encuentran en este edificio emblemático situado en la Old Town. El museo es gratuito y también dispone de una cafetería donde reponer fuerzas antes de continuar y una terraza en la planta alta para enamorarte.

 

museo nacional de escocia

Fuente: Visit Scotland / Autor: Jakub Iwaniki

 

2. Storytelling Scottish Centre

El arte de contar historias es un legado que los escoceses salvaguardan muy bien. Este centro dedicado a este patrimonio cultural intangible, ofrece un sinfín de talleres, exposiciones y otros eventos ligados a la oralidad. Además, el Storytelling Scottish Centre es sede de dos festivales relevantes como son el Tradfest y el Scottish International Storytelling Festival, orientados a rescatar y a unir a través de la palabra.

La organización cuida mucho de las familias (uno de sus principales públicos) y es fácil encontrar actividades enfocadas para ellos. Además, los peques cuentan con una pared interactiva en el patio del edificio en donde encontrar a personajes tradicionalmente escoceses. Por otro lado, la cafetería es un espacio family friendlymuy luminoso y espacio donde tomar un café mientras los niños juegan en el área habilitada. Sin duda, un lugar singular que mezcla la arquitectura medieval y moderna donde inspirarse en familia.

 

royal mile en edimburgo

Fuente: Visit Scotland / Autor: Kenny Lam

 

3. Museo de la Infancia

En el centro de Edimburgo, en plena Royal Mile se encuentra este Museo de la Infancia que homenajea a la infancia desde 1955. Patrick Murray fue consejero del Ayuntamiento de Edimburgo y también el fundador de esta iniciativa que invita a recordar al niño que siempre seremos. Un viaje en el tiempo para acercarse a la niñez de tiempos pasados y conocer los juegos y tradiciones de diferentes épocas. Un museo muy coqueto repleto de objetos infantiles y juguetes. Entre octubre de 2017 y marzo de 2018 afrontará una reforma para acoger nuevas exposiciones.

 

En Viajar por Escocia hemos preparado un tour a pie por Edimburgo donde puedes descubrir las historias más curiosas.

 

Diversión en plena naturaleza

Los parques y las zonas ajardinadas son un rasgo característico de la capital de Escocia. Los recursos arquitectónicos se mimetizan con el verde de estos pulmones que permiten que la ciudad respire y brinda alternativas de ocio a locales y visitantes.

 

jardin botanico de edimburgo

Autor: Laura Medina

 

4. Jardín Botánico

Uno de las rincones más hermosos de Edimburgo se encuentra al norte de la ciudad, muy cerca de la New Town. El Real Jardín Botánico de Edimburgo es toda una institución que traspasa las fronteras urbanas y que tiene una historia de más de 330 años. Fue en 1670 cuando dos políticos, Robbert Sibbad  y Andrew Balfore, decidieron iniciar este proyecto para fomentar la cultura y la educación botánica. Desde entonces el Botánico ha convertido la educación en la piedra angular de su identidad.

Estudiantes de botánica, mayores y niños encuentran en este emblemático jardín, actividades y talleres donde aprender más sobre la flora que alberga. Por otro lado es el lugar perfecto para pasear o hacer un picnic sobre todo en primavera y verano cuando las horas de luz son más.

 

5. Water of Leith

Desde las colinas de las Penthlands hasta la desembocadura del río Forth transcurre el río que atraviesa la ciudad: el Water of Leith. Un recurso fantástico, junto al que se localiza un camino por donde disfrutar del atardecer u organizar recorridos en bicicletas. Se trata de una oportunidad fantástica para que los niños conozcan de primera mano la fauna (especialmente las aves) que habitan en este entorno. Si además quisieras profundizar en la historia y la naturaleza de este pulmón que cruza la ciudad, no te olvides de pasarte por el Centro de Visitantes del Water of Leith.

Desde Viajar por Escocia hemos creado un mapa para no perderse en paseo en Edimburgo: un paseo del jardín botánico al Dean Village (mapa)

 

6. Princes Gardens

Donde en el pasado se encontraba el lago del Norte, hoy lucen los señoriales jardines de Princes Street. Desde este remanso de tranquilidad las vistas del Castillo son imponentes. El tradicional gaitero con sus melodías nostálgicas, los asientos de madera que rinden honor con mensajes a los difuntos y el área de juegos donde los niños pueden jugar sin peligro, mientras los mayores se relajan.

 

granja gorgie en edimburgo

Fuente: Página oficial de Gorgie Farm

 

7. Georgie City Farm

El periférico barrio de Georgie acoge esta granja, la Georgie City Farm, que acercar a los niños al mundo rural. Los peques encuentran aquí una oportunidad fantástica para aprender sobre el cuidado de las vacas, ovejas y cabras. Además el recinto también ofrece un área de juegos especialmente diseñada para ellos. El plan perfecto para pasar un día diferente en familia, rodeados de naturaleza pero dentro de la ciudad.

 

De festivales en familia

Si por algo se caracteriza Edimburgo es por la gran variedad de festivales que acoge durante todo el año. Cada vez son más los viajeros interesados en viajes culturales orientados a disciplinas como el teatro, la danza, la música… Justamente esta tendencia ha potenciado que diferentes organizaciones culturales de Escocia (conscientes de esta tendencia) organicen una programación especial para niños y jóvenes.

 

8. Festival infantil internacional de Edimburgo

La organización nacional de Escocia, Imagínate, se encarga de promover entre jóvenes y niños disciplinas como el teatro y la danza. Anualmente artistas internacionales participan en este evento que muestra una selección de actuaciones que potencian la creatividad e inician a los pequeños en el mundo de la interpretación y el baile. Un acontecimiento organizado específicamente para los niños y sus familias.

 

9. Festival internacional de libros de Edimburgo

Es una de las citas ineludibles durante la temporada de verano. En una ciudad eminente literaria y con un contexto vinculado a la literatura, un festival como Festival Internacional de Edimburgo de literatura es un acontecimiento imprescindible. Por eso también es vital que la infancia esté bien representada para permitir que abran una puerta ideal al mundo de las letras y al de la imaginación. Así lo ha entendido la organización del festival que cada año dedica una amplia parte de su programación a ellos.

 

Tras las huellas de Harry Potter

El mago más popular de las últimas épocas, Harry Potter, está estrechamente vinculado a Escocia y a sus paisajes. El hecho de que J.K Rowling escribiera la saga en la ciudad de Edimburgo y se inspirara en parte de sus historia, atrae a muchos de sus fans. Por otro lado, son varias las localizaciones en donde diversas escenas de las películas fueron filmadas, así que las posibilidades son infinitas. Aquí te incluimos algunos de los lugares que debes visitar.

 

10. Victoria Street

La calle más famosa y elegante de Edimburgo inspiró a Rowling en la creación del Diagon Alley. Curiosamente en la zona vivía el hechicero de West Bow, acusado de brujería en el siglo XVII. Hoy en día es un lugar con encanto y salero para deleitarse con su trasiego, sus escaparates y sus colores. Además, existe una tienda especializada en regalos y objetos relacionados con el mago británico que encantará a los pequeños. La Diagon House se encuentra en el número 40 de Victoria Street.

 

11. George Heriot

La belleza de este impresionante edificio te dejará enamorado. Desde varios puntos de la ciudad se divisa esta escuela fundada por un orfebre adinerado, George Heriot. La escuela proporcionaba estudios a niños huérfanos o de familias poco pudientes; actualmente se ha convertido en uno de los colegios más prestigiosos de Edimburgo. J.K. Rowling hizo muchos guiños a la historia y a los personajes de esta institución y lo plasmó en el mundo de Hogwarts.

El colegio se puede ver desde el cementerio de Greyfriars, también vinculado a Harry Potter. Si se quisiera visitar en su interior habría la posibilidad en fechas muy concretas, previa consulta a la oficina de turismo de Visit Scotland.

12. El viaducto de Glenfinnan

Una imagen que se ha quedado grabada en la retina de los seguidores de las películas de Harry Potter es la del Hogwarts express atravesando el viaducto de Glenfinnan. El tren de vapor Jacobite ofrece la posibilidad de realizar el recorrido desde Fort William a Mallaig sobre todo en los meses de verano donde parte regularmente. ¡Imagínate la ilusión de sentirse como dentro de la película!

 

puente de glenfinnan en escocia

13. El castillo de Anlwick

Aunque no se encuentra en Escocia, sino en el norte de Inglaterra, este castillo es uno de los referentes para los aficionados a Harry Potter. Adaptado a los gustos de los pequeños y escenario de las películas merece una visita para conocer mucho más sobre esta historia de magia y fantasía que ha atrapado a niños (y no tan niños) en medio mundo.

 

Viajar por Escocia ofrece en temporada de verano el tour de Harry Potter y Castillos de Inglaterra donde se visita el castillo de Anlwick

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *